Rebajas ¿Está disminuyendo la publicidad creativa en esta época del año?

Rebajas ¿Está disminuyendo la publicidad creativa en esta época del año

Rebajas ¿Está disminuyendo la publicidad creativa en esta época del año?

Comienza un nuevo año y con ello uno de los eventos más importantes del año: ¡Las rebajas de invierno! Como señal tradicional, estas actividades suelen comenzar el 7 de enero después de los “Reyes Magos”. Aunque se ven ofertas en pequeñas y medianas empresas en determinadas comunidades antes de que empiecen.

Con las rebajas por supuesto llegan las campañas publicitarias. Con sus carteles y vinilos gigantes y los colores llamativos que resaltan las “gangas” con los que la gente literalmente se vuelve loca. Una gran cantidad de clientes inundan la puerta de las grandes tiendas. Gente haciendo colas a primera hora de la mañana y empezar a luchar para conseguir esa chaqueta que tanto le gustaba y estaba esperando a este periodo de rebajas para comprarla.

Las rebajas y su influencia en la publicidad

Las primeras rebajas se remontan a 1929 cuando un desastre financiero hundió la economía estadounidense y con ello la pérdida de trabajo de muchas personas. En 1930 para retomar el consumo, varias tiendas se reunieron para determinar los días del año en que sus productos podrían venderse a precios especiales y en cuales los consumidores podrían pagar a plazos.

En España la temporada de rebajas llegó varios años después debido a una guerra entre Galerías Preciados y El Corte Inglés. Fue en 1940 cuando los españoles se estaban recuperando de una desastrosa guerra civil por lo que estos dos gigantes de las ventas iniciaron sus días especiales con lo que atraer a la gente a comprar en sus comercios.

En aquella época no tenían grandes almacenes donde acumular el material por lo que durante estos periodos de rebajas, aprovechaban para quitar todo lo que habían acumulado y así poner nuevos productos en las tiendas. En ese momento la obsesión de las tiendas por liberar espacio hacía que se vendieran productos a precio de coste o inclusive más bajos. Esto actualmente está muy lejos de la realidad, donde las empresas se ven a veces obligadas a poner un sobreprecio en los periodos de “no rebajas” compensando la pérdida en estas temporadas y así luego poder crear una rebaja artificial. 

Actualmente existen muchas temporadas de rebajas, por el Black Friday, rebajas porque viene San Valentín, rebajas porque es Navidad, Cyber Monday, Blue Monday o simplemente rebajas porque sí todo el año. Empresas grandes como Woman Secret están prácticamente todo el año de “rebajas” y utilizan esto de reclamo. 

Diferenciarse de la competencia

Por esto la publicidad en estas épocas del año suele ser primaria y poco creativa, donde solo se centra la publicidad en el precio o en el porcentaje de descuento, y en poner el logo de la marca en grande y ya está. Aunque la oferta se puede anunciar en cualquier mes, el desempeño de las marcas no varía mucho entre estas temporadas de rebajas “oficiales”,  la publicidad de las empresas son todas iguales. Si que es verdad que empresas como El Corte Inglés hacen campañas buscando reinventarse e innovar mientras que otras piensan que poniendo rebajas en mayúsculas y negrita ya es suficiente.

Esta tendencia por la simplicidad es española, ya que en mercados como el de Reino Unido se hacen grandes campañas junto a los descuentos. Las empresas allí no solo compiten en el periodo navideño sino que en rebajas utilizan todo su empeño para diferenciarse de la competencia, haciendo publicidad original y novedosa. 

Hoy en día hay muchas marcas poderosas que antes no tenían descuentos, y ahora se han unido a este reclamo por parte de los consumidores, a estas llamadas “rebajas constantes”. Cada vez la competencia es más amplia y más intensa por lo que para muchas empresas se les hace imposible competir en precios y lo que les ayuda a diferenciarse en estas temporadas es la publicidad

Es importante consolidar tu imagen de marca, darle el valor que se merece y comunicarlo así a tu público. 

No basta con utilizar el precio como reclamo, sino darle creatividad y novedad para poder diferenciarte de las demás marcas en el mercado. 

¡SÉ CREATIVO, DIFERENCIATE!