CÓDIGO DEONTOLÓGICO

 

Código deontológico. El Colegio Profesional de Publicitarios y Relaciones Públicas de la Comunidad Valenciana se constituyó con el doble objetivo de defender los derechos e intereses de los profesionales de la publicidad y relaciones públicas que desarrollan su actividad en el ámbito territorial de la Comunidad Valenciana, y contribuir al fin social de que la publicidad y la actividad de relaciones públicas constituyan un instrumento particularmente útil en el proceso económico, velando por el respeto a la ética publicitaria y a los derechos de los destinatarios de la publicidad.

 

En aras a la consecución de este doble cometido, se creó un Código Deontológico para establecer unas pautas básicas de conducta, cuyo cumplimiento favorezca la sana competencia entre los profesionales de la publicidad y las relaciones públicas, el respeto entre profesionales y clientes, y el aumento de la consideración social que debe merecer la publicidad y la actividad de relaciones públicas como instrumentos imprescindibles de comunicación en una sociedad de mercado.

 

Tanto los foros internacionales, como las instancias comunitarias y los legisladores nacionales ya han reconocido el valor y la eficacia de los mecanismos de autorregulación creados por la propia industria, y que sirven como complemento de los sistemas legales y jurisdiccionales de los diferentes países

 

Este Colegio Profesional, que se ha venido caracterizando por su funcionamiento democrático, quiso que los colegiados tuvieran un papel activo en la elaboración de este código ético, que constituye la piedra angular sobre la que se sustenta el sistema de autorregulación de nuestra Corporación. Por ello, durante el plazo de quince días se sometió a información pública el borrador de Código Deontológico, y la Junta de Gobierno estuvo abierta a las alegaciones que hicieron llegar los colegiados.

 

Transcurrido este plazo, y teniendo en cuenta las opiniones y sugerencias de los colegiados se elaboró el actual Código Deontológico que fue aprobado unánimemente por de todos los colegiados en la Asamblea General de la Corporación celebrada el día 6 de febrero de 2006.